Lista de productos por marca LELO

EL BRILLO DE UNA PEQUEÑA ESTRELLA

LILY: la primera estrella de LELO

La marca que hoy conoces como LELO nació en 2003 en el salón de un apartamento en Estocolmo, donde tres diseñadores coincidieron con la idea adecuada. Y esa idea, que a la postre fue la que remodelaría y trascendería los confines de una industria entera, se forjó con una sencilla y brillante pregunta:

¿Y si nuestros objetos más íntimos fueran tan bonitos como aquellos que mostramos con orgullo?

 

Tras ese big bang, ya en la segunda década de producción de los más refinados, lujosos e icónicos objetos de placer, LELO ha consolidado una tradición de diseños basados en la calidad, sorprendentes innovaciones y un universo de placer distinto a cualquier otro.

LOS DESTELLOS DE UNA NUEVA CONSTELACIÓN

Somos una marca con numerosos matices, y lo que realmente hacemos va mucho más allá de lo que físicamente creamos. La insaciable curiosidad de LELO reproduce el concepto de la luz, donde el deseo de explorar y refinar el espacio converge en las sensaciones humanas y la tecnología digital, como igual y diferente entidad, al mismo tiempo. Energía y materia que nos hacen únicos, distintos, excepcionalmente diferentes.

Nuestra singularidad está enraizada en el diseño de nuestros productos. Las formas son intrínseca e instantáneamente reconocibles, sin necesidad de lente telescópica, como un código que se mantiene en constante evolución; pues los principios holográficos que informan nuestros diseños ensanchan sus fronteras, al tiempo que la ciencia nos permite nuevas técnicas de producción. Así, podemos ofrecer nuevas sensaciones que nuestros clientes ni siquiera saben que desean. Y eso solo lo podemos hacer porque vemos más allá de nuestras narices, más allá de los productos que ya hemos fabricado, más allá de la industria en la que nos ubican… Observamos más allá de las fantasías.

ENERGÍA LIBRE QUE LIBERA DESEOS

Lo que hacemos es mirar donde nadie mira, espacios inexplorados y oportunidades de crear nuevos escenarios de sensualidad. Energía que encontramos en el instante en que descubrimos cómo generar esos momentos eróticos, y que se convierte en sinergia cuando nuestro estelar equipo trabaja todas las disciplinas del producto final.

LELO tiene empleadas a más de 2000 personas en 50 mercados distintos

Venimos de la luz de aquella pequeña galaxia en el salón de un apartamento en Estocolmo. Hoy, LELO es una constelación de oficinas que se expande desde Shanghái a San José, aunque nuestra carta de naturaleza sigue leyendo nacionalidad sueca. Y es que aquella luz nunca se apagará, porque es la que ha iluminado nuestros objetos estrella.